Historia del cacao y del chocolate II

Parte 2:

Desde su extensión por Europa a partir del siglo 17 hasta hoy

A principios del siglo XVII el chocolate se extendió en Europa: primero llegó a Italia y Francia, más tarde a Alemania, Austria, Flandes e Inglaterra. Se consideraba tanto como alimento como medicina, de hecho, al principio y lo largo del siglo XVII en Alemania se vendió el cacao solamente en farmacias como fortificante. Sin embargo, hasta principios del siglo 19 el término “chocolate” se refería exclusivamente a una bebida. Esto cambiaría pronto con una serie de inventos en el siglo 19 que revolucionarían la historia del consumo de chocolate.

El primer paso hacía el chocolate sólido que apreciamos hoy fue la invención del holandés Coenraad Van Houten: en 1828 ideó una prensa hidráulica que era capaz de separar por primera vez las partes sólidas del cacao de la manteca de cacao. Así ya era posible de elaborar un fino polvo de cacao, que además se disolvía más fácilmente en el agua o la leche.

 Aunque todavía no existe acuerdo entre los historiadores, todo indica que fue la empresa inglesa Fry and Sons que elaboró en 1847 la primera tableta de chocolate. En 1867 Henri Nestlé presentó una primera receta de la leche en polvo y fue en 1875 cuando el suizo Daniel Peter la utilizó para crear la primera tableta de chocolate con leche.

 Pero el chocolate de ésa época todavía tenía una textura arenosa, poco fina y su aroma no era tan delicado como estamos acostumbrados hoy día. Eso cambiaría a partir de 1879, cuando el suizo Rodolphe Lindt inventó el “conche”, una máquina que remueve el chocolate y distribuye la manteca de cacao de forma homogénea en la masa. Gracias al calor, resultado de la fricción, se evaporan los aromas ácidos no deseados del chocolate. El resultado del “concheado” es un chocolate cremoso con un delicado aroma, que se deshace en la boca. Por esas características Rodolphe Lindt bautizó su chocolate “chocolat fondant”.

 Con los contínuos inventos y la racionalización en el procesamiento del cacao a finales del siglo XIX y a lo largo de la primera mitad del siglo XX, el consumo de sus productos derivados se hizo más asequible y así aumentó la demanda por el chocolate de forma significativa. Muchos países europeos se vieron obligados a proteger el chocolate legalmente para garantizar la calidad del producto. Dado el alto coste de los ingredientes para la elaboración del chocolate, muchas empresas habían intentado bajar el coste de la producción mezclándolo con otros ingredientes (como fécula, harina o pan rallado) o sustituyendo el cacao por cáscara de cacao molida y la manteca de cacao por otras grasas más baratas. Gracias a las medidas legales y los estrictos controles se consiguió una general mejora de la calidad del chocolate en la mayoría de los países de Europa. Aunque existe una excepción importante en éste sentido, un producto en el que el empleo de la fécula sirve para darle al producto final sus deseadas características: el chocolate a taza español. Tradicionalmente en España se toma el chocolate muy espeso, lo que se consigue añadiéndole fécula al chocolate.

 Hoy día el chocolate ya forma parte de nuestra vida diaria, y su consumo sigue creciendo año tras año. De hecho, Europa es el mayor importador de cacao del mundo, seguido por Estados Unidos. En Europa son los países nórdicos los que más chocolate consumen. Con un consumo anual de 10,55kg de chocolate por habitante Suiza lidera las estadísticas europeas, seguida por Alemania (9,57kg), Reino Unido (9,45kg) y Noruega (9,24kg). El promedio europeo es de 5,04kg, mientras en España se consumen sólo 2,64kg de chocolate al año por habitante (datos estadísticos del año 2011). ¿Por qué no colaborar a incrementar el valor estadístico español? Es fácil: ¡crea tu tableta de chocolate personalizada ahora!



Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar